Algunos
tesoros

de oriente

Misterio, historias y belleza

Con esta filosofía buscamos siempre objetos orientales especiales

En Luz de Luna tenemos una especial debilidad por las joyas, la orfebrería y la artesanía, especialmente, por los objetos orientales. Por ejemplo, los netsukes. Estas figurillas japonesas, finamente labradas son en realidad una especie de botones o cierres de contrapeso. A su espalda llevan unas aberturas por las que se pasaban los cordones que cerraban la bolsa (sagemono) donde los hombres japoneses portaban sus objetos personales o el tabaco.

Estas pequeñas esculturas surgieron en el siglo XVII debido a que la vestimenta tradicional japonesa no daba lugar a bolsillos. Con el tiempo, el netsuke ha ido evolucionado y adquiriendo sofisticación, así que una vez superada su función utilitaria se acabó convirtiendo en un objeto artístico de enorme belleza.

Se pueden hallar tallados en marfil, pero también en coral, madera de raíz, laca, cerámica, porcelana, jade, nácar, asta, hueso y metal. Y puede tener formas animales, antropomorfas o incluso vegetales. Son pequeñas y exquisitas obras de arte cargadas de historia y tradición, y hechas de manera completamente artesanal.

netsukes Luz de Luna

Plumiers de
madera y hueso

También nos encantan unas pequeñas cajas de madera o hueso que se elaboran en Nepal. Pueden ser simples cajitas joyero o plumiers. Están talladas a mano y pintadas con una delicadeza maravillosa y una profusión apabullante. La exquisitez de sus dibujos exige una técnica preciosista, y se pintan con pelo de gato. Son un regalo eterno y perfecto, un recuerdo único. Sus dibujos recogen motivos de la naturaleza y tradicionales en el exterior, y el interior es una filigrana maravillosa de dibujos arabescos. 

Plumier oriental Luz de Luna

Perfumeros, el
lienzo de cristal

Para los amantes de los perfumes y las esencias, los perfumeros chinos son una auténtica tentación. Tallados en cristal de roca y pintados en su interior, se convierten en un lienzo de cristal. Los motivos de la pintura siempre tienen que ver con la naturaleza, ya sean vegetales o animales. Estos perfumeros son objetos realmente preciosos. Un regalo cargado de intenciones llamado a perdurar.

Perfumeros orientales Luz de Luna

Joyas de arte tibetano

Tanto para los más espirituales como para los amantes de la artesanía y los objetos orientales, los tankas son una muestra de arte realmente apreciada. Los tankas son una de las joyas del arte tibetano, pueden representar deidades budistas o su concepción de la rueda de la vida y las fuerzas del universo (mandalas).

Dibujados a mano, su minuciosidad exige una técnica tan depurada que muchos de estos tapices tardan un año en terminarse. Estas pinturas las usan los tibetanos para meditar, solo levantar la tela que los cubre supone una forma de ponerse en contacto con las divinidades, como si por sí mismos fueran una oración. Suelen estar pintados en seda.

Misterio, historias y belleza

Con esta filosofía buscamos siempre objetos orientales especiales

En Luz de Luna tenemos una especial debilidad por las joyas, la orfebrería y la artesanía, especialmente, por los objetos orientales. Por ejemplo, los netsukes. Estas figurillas japonesas, finamente labradas son en realidad una especie de botones o cierres de contrapeso. A su espalda llevan unas aberturas por las que se pasaban los cordones que cerraban la bolsa (sagemono) donde los hombres japoneses portaban sus objetos personales o el tabaco.

Estas pequeñas esculturas surgieron en el siglo XVII debido a que la vestimenta tradicional japonesa no daba lugar a bolsillos. Con el tiempo, el netsuke ha ido evolucionado y adquiriendo sofisticación, así que una vez superada su función utilitaria se acabó convirtiendo en un objeto artístico de enorme belleza.

Se pueden hallar tallados en marfil, pero también en coral, madera de raíz, laca, cerámica, porcelana, jade, nácar, asta, hueso y metal. Y puede tener formas animales, antropomorfas o incluso vegetales. Son pequeñas y exquisitas obras de arte cargadas de historia y tradición, y hechas de manera completamente artesanal.

netsukes Luz de Luna

Nuestros objetos más especiales

Plumiers de
madera y hueso

También nos encantan unas pequeñas cajas de madera o hueso que se elaboran en Nepal. Pueden ser simples cajitas joyero o plumiers. Están talladas a mano y pintadas con una delicadeza maravillosa y una profusión apabullante. La exquisitez de sus dibujos exige una técnica preciosista, y se pintan con pelo de gato. Son un regalo eterno y perfecto, un recuerdo único. Sus dibujos recogen motivos de la naturaleza y tradicionales en el exterior, y el interior es una filigrana maravillosa de dibujos arabescos. 

Plumier oriental Luz de Luna

Perfumeros, el
lienzo de cristal

Para los amantes de los perfumes y las esencias, los perfumeros chinos son una auténtica tentación. Tallados en cristal de roca y pintados en su interior, se convierten en un lienzo de cristal. Los motivos de la pintura siempre tienen que ver con la naturaleza, ya sean vegetales o animales. Estos perfumeros son objetos realmente preciosos. Un regalo cargado de intenciones llamado a perdurar.

Joyas de arte tibetano

Tanto para los más espirituales como para los amantes de la artesanía y los objetos orientales, los tankas son una muestra de arte realmente apreciada. Los tankas son una de las joyas del arte tibetano, pueden representar deidades budistas o su concepción de la rueda de la vida y las fuerzas del universo (mandalas).

Dibujados a mano, su minuciosidad exige una técnica tan depurada que muchos de estos tapices tardan un año en terminarse. Estas pinturas las usan los tibetanos para meditar, solo levantar la tela que los cubre supone una forma de ponerse en contacto con las divinidades, como si por sí mismos fueran una oración. Suelen estar pintados en seda.

Descubre la magia oriental